Experiencia y Consejos acerca de Prácticas Externas de la Carrera

14.4.15


Estoy en cuarto de Derecho en la UAM y como en la mayoría de las carreras es el último año el que corresponde a realizar las prácticas externas obligatorias. En nuestra carrera, por si alguien quiere plantearse hacer la misma en la Universidad Autónoma de Madrid son alrededor de un mes, en la guía docente pone que son 120 horas, pero es algo orientativo ya que depende del lugar o tutor donde te toque realizarlas.

En mi caso comenzaron el día 23 de marzo y serán hasta el 24 de abril, sea donde sea. Si quieres realizarlo en algún otro lugar que te convaliden con la universidad puedes hacerlas en verano, cosa que hace mucha gente, sobre todo si se trata de empresas privadas. Nuestro listado tenía incluido tanto Entidades Públicas como empresas privadas, pero yo claramente al querer opositar en un futuro cercano tuve como preferencia todos los Tribunales posibles que había en la lista con la suerte de asignarme las prácticas en mi primera opción que ha sido la Audiencia Provincial de Madrid, en la sección penal J.


Aunque tengas claras tus preferencias recomiendo buscar tanto por localización como por el funcionamiento de cada una de las opciones, porque aunque no tengas mucha idea, puede que alguna opción que ignorases te interese más que otra, y hacer un listado según preferencias al final.



El primer día de las prácticas se mezclan muchas sensaciones ya que la misma ilusión que tienes por empezar, es la misma que la de los nervios acumulados en el estómago. Yo aconsejo que intentes visitar el sitio antes de comenzar el día, ya sea por fuera o, si tienes la oportunidad, por dentro, para saber dónde está localizado, posibilidad de aparcamiento o el transporte público más cercano.
Todos tenemos un tutor profesional, que en mi caso se trata de una magistrada y somos un grupo formado por tres personas, según te toque, además compartimos los días con otras 6 personas tuteladas por otros dos magistrados que siempre suelen estar juntos en los juicios o al menos trabajan en ello juntos.

No sé cómo será realizar prácticas en un despacho o empresa privada, seguramente trabajes solo y ayudado de tu tutor y con más carga de trabajo que, por ejemplo, nosotros. Lo más importante no es acordarte de todo lo estudiado en la carrera, creo que el realizar estas prácticas al final de ésta sirven sobre todo para tener más claro qué quieres ser o a qué te quieres dedicar en un futuro, porque no es lo mismo estudiarlo que practicarlo.

En mi caso lo tengo más claro que nunca, desde hace un par de años comencé a plantearme ser fiscal, incluso analizando el gran esfuerzo que me iba a suponer sacarme unas oposiciones no me veo ejerciendo cualquier otra cosa.  Sí es verdad que esta experiencia sirve para ver que todo lo que habías imaginado al estudiar la teoría, realizar casos o prácticas teóricas o incluso algún que otro examen, pero en mi opinión el asistir a juicios prácticamente todos los días me ha servido para ver que ejercer una profesión en un futuro es mucho más sencillo de lo que durante la carrera puedas suponer, ya sea por retos, días largos de estudio, no poder resolver casos que parecen imposibles, exámenes complicados, etc., el día a día de cada profesional es más sencillo de lo que pensamos. Todo conlleva grandes responsabilidades pero si algo he aprendido es que si os gusta algo de verdad no tengáis miedo a ello porque todo es más sencillo de lo que podemos llegar a pensar. 




Aunque mi mayor enfoque es siempre la labor del Ministerio Fiscal, que casi siempre son mujeres, yo estoy trabajando con tres magistrados de los cuales estoy aprendiendo más que con otros, y aun así me fijo en el labor que realizan los abogados, lo cual admiro de muchos, porque creo que es más complicado que cualquier otra posición de los que componen la sala.

Un apunte hacia los aún estudiantes de derecho, sobre todo primerizos, es que la carrera de Derecho no sólo está basada en leyes, jurisprudencia y manuales, sí es verdad que nunca hay que dejar de lado toda esta materia jurídica porque gracias a ello podemos fundamentar muchas de nuestras decisiones, pero algo que he aprendido este último año es que la lógica y la razón hacen mucho mayor trabajo que toda la teoría que podamos saber. A la hora de defender a una persona, en el caso de los abogados, hay que ponerse en todo momento en la situación del imputado o acusado, es algo esencial para saber defender a alguien, y aunque se piense que la figura del fiscal es “malo” porque no piensa en estas personas no es verdad. Son las personas que más tema jurídico suelen aplicar, además de los jueces o magistrados, pero tanto el fiscal como los abogados que defienden,  en sus conclusiones finales las argumentan respecto a lo que se puede ver en un juicio oral, y con bastante razonamiento, es decir, que se hace el trabajo lógico de todo jurista que es el aplicar derecho en todo momento, pero no es necesario ser totalmente técnico en la práctica, con coherencia y fundamento expresar sus opiniones es algo que al final lo realizan de una manera muy fluida y que el sencillo paso de pensar antes de hablar para analizar las situaciones tanto para acusar como para defender es lo esencial en el mundo del derecho.



Por último, me gustaría explicar algo que no toda persona entiende, y en este caso es la posición de un juez. Los ciudadanos cuando oímos un caso, nos lo cuentan, o simplemente lo vemos, siempre pensamos, o hemos pensado, que toda persona es culpable en todo momento, pero esto no es así. El derecho es un mundo un poco difícil de entender visto desde fuera, nuestro trabajo y función es que la sociedad pueda regirse por unas normas de convivencia que la mayoría conocemos y otra gran mayoría incumple y todo esto es aplicado por el Derecho, por eso mismo cuando vemos una clara injusticia o casos bastante escalofriantes, no siempre se va a castigar a la gente. Hay un principio básico en latín que rige en el derecho penal y que es “in dubio pro reo”, es decir en caso de duda siempre se va a beneficiar al acusado, puede quedar bastante claro que alguien es culpable de un delito, ya sea con maldad o por cualquier otro fin, pero no siempre hay que mirar por su total perjuicio, los procesos penales se rigen por la Ley de Enjuiciamiento Criminal y los delitos por su correspondiente Código Penal. Ha habido muchas situaciones y casos que he podido ver en los que el acusado ha realizado seguramente todo, o, al menos algo de lo que se le acusa, pero en la práctica, las pruebas y los testimonios de las personas son muy importantes a la hora de enjuiciar a una persona y en diversas ocasiones he podido ver cómo, hasta yo misma, se ha dudado de si es verdad o no y en estos casos nunca se puede ir en contra de la persona acusada.




Puede parecer injusto, sé que hay muchas cosas que se deberían perfeccionar o revisar, pero para ello está el Derecho, para una mayor evolución tanto de la sociedad como de las normas en sí, y esta es otra de las motivaciones por las que adoro cada vez más esta profesión. 

Me puedes encontrar en mis redes sociales:
Twitter blog: @lawyerteenager
Twitter Personal: @sonini92
Instagram blog: @lawyerteenager
Intagram personal: @sonini92
Correo electrónico: so.ni.92@hotmail.com | navasoni92@gmail.com

:) 

You Might Also Like

2 comentarios

Mi blog en otras web

Follow by Email