El valor del Maquillaje + Denuncia social

11.2.17

Buenos días, por decir algo la verdad. Sé que es raro que empiece así un post y más un sábado.
Ayer yo tenía preparado mi portátil conmigo en el tren listo para escribiros el post correspondiente hasta que ocurrió algo inesperado que dio la vuelta a mi día.

No quiero ponerme dramática, simplemente de las desgracias saco reflexiones, y una vez calmada intento sacar el lado bueno como siempre.
Ayer me dirigía a mi pueblo, como hago usualmente los viernes, y me subí en mi tren RENFE, en la estación de Madrid-Chamartín. Una estación que tiene mucha seguridad, pero en la puerta, después olvídate.

Con solamente advertir con un cartel que existen cámaras de vigilancia en el tren, por cierto de calidad pésima como me indicó la policía, no basta para garantizar la seguridad del viajero.
Llevo unos diez años viajando en tren y nunca me había pasado nada parecido.
Resulta que estando sentada en mi sitio, y con mi maleta colocada en el sitio correspondiente a ello, unos "individuos", por llamarlos de alguna manera salieron del túnel de cercanías, que estaba a un paso de la puerta del vagón, entraron corriendo, pillaron mi maleta y salieron pitando.

Ya no es solamente la facilidad con la que se lo hemos puesto a los ladrones, sino que además, me encontraba totalmente sola en el vagón, no podía dejar mis cosas y salir corriendo, la gente se quedó mirando atontada lo sucedido sin decir ni "mu", ni un solo revisor de RENFE que me ayudara, o una persona de seguridad que pudiera ir tras mi maleta.
Quedaban 3 minutos para que saliera mi tren y yo sin maleta no podía quedarme de brazos cruzados, así que, no solamente perdí mi maleta, perdí el billete del tren porque tuve que bajarme para buscar ayuda ya que no la encontré fácilmente por ninguna parte.

Sé que todos debemos estar atentos a nuestras cosas, que si vamos en un metro, por la calle o en cualquier lugar nos pueden quitar las cosas fácilmente. Llevaba muchísimo tiempo sin que me ocurriera algo así, y ni siquiera por mi despiste. ¿Acaso tengo que asumir que pagando un billete de tren, tengo la responsabildiad personal de que gentuza entre en el tren y me roben la maleta cuando estoy tranquilamente sentada en mi sitio? Y no solamente eso, ¿Dónde se encuentra la seguridad o la ayuda cuando se necesita y ocurre algo parecido? Yo me encontraba sola en el vagón y, por suerte, con todas mis pertenencias de valor en la mano, ¿y si hubieran querido más y me llega a pasar algo?

No sé, creo que hoy en día no es justo que tengamos que estar asumiendo riesgos y responsabilidades y no poder ir tranquilos por la calle.


Como he dicho, POR SUERTE, solamente llevaba en la maleta lo poco que necesito para un fin de semana, un pijama, un conjunto, etc. No sé si tuve una premonición, pero justamente me vino el minimalismo y cogí una cosa de cada para poder tirar y así la pérdida ha sido simplemente material y pequeña.

¿Qué me duele? Me duele lo sentimental, la maleta fue un regalo de mi familia, las deportivas (que seguramente sea lo único que saquen de provecho para venderlas), fueron un regalo de mi novio, las gafas de ver de lejos, y lo que más me dolió recordando uno por uno fue.. mi MAQUILLAJE.

Cuando digo esto la gente no me entiende, cada lágrima que me salía era cada producto que iba recordando perdido por Madrid. No es algo material, para nada, cada cosa la puedo recuperar poco a poco en las tiendas, se repone cada semana y no se pierde del mundo. Pero para mí cada recuerdo era una ilusión. Me dolía pensar en cada cosa porque muchos no sabéis lo que es comprar tus primeros productos de maquillaje, es una ilusión tremenda. Cada marca que vas estrenando, cada sombra que vas tocando, cada detalle que teníamos se va.

Doy gracias de verdad a que no se llevaran nada peor, que es más difícil recuperar como ordenadores, móviles, bolso, etc. Ya que lo llevaba conmigo y no me pasó nada, pero quitando lo que cuesta o no el maquillaje, que tampoco es nada barato, para mí se fue un trozo de ilusión que tenía cada vez que lo veía. Comprarse maquillaje para las frikis como nosotras, es como comprarse tu libro favorito, ver tus series que te encantan, comprar juguetes a niños, cualquier cosa que os imaginéis y eso es todo sentimental de verdad. Duele bastante y es lo que me decepcionó en el primer momento.

Menos mal que la policía siempre nos da su ayuda y su amabilidad en estos casos, aunque sepamos que es difícil recuperarlo. Ayer volví al principio, me compré de nuevo el maquillaje que necesitaba reponer, al menos para aguantar día a día y aunque estuviera triste no evité tener de nuevo esa ilusión.

Siempre hay que ver el lado positivo aunque sea difícil, no me ha pasado nada por suerte, trabajo y he podido reponer varias cosas necesarias y con el tiempo lo que valía más también volverá a mí, todo fue algo pequeño, lo de valor siempre lo llevo conmigo y es lo que me animó a poder ver las cosas de otra manera. Y, como podemos comprobar, el resto está ahí en las tiendas y poco a poco se puede recuperar todo ello.

Con esta entrada solo pretendía dar a entender que teniendo incluso cosas más valiosas, la ilusión que sentimos las amantes del maquillaje por estos productos no es simple postureo, de verdad que nos gusta mucho y cuando lo pierdes te das cuenta de todo ello. No os pongáis tristes cuando perdáis cosas porque no es vuestra culpa, por desgracia hay mucha gentuza suelta y no podemos evitar pequeños despistes. Pero si esta denuncia social sirve para algo, al menos evitar más robos así, lo agradezco.

El lunes vuelve el blog a la normalidad y gracias siempre por el apoyo y la ayuda 


You Might Also Like

15 comentarios

  1. Vaya faena, ya lo siento.
    Intenta pensar ahora en la ilusión de comprarte cositas nuevas, el placer de estrenar, olvidarte de lo que no te convencía... y a disfrutarlo (y para el viernes que viene pon la maleta en la parte superior)
    Que asco la chusma que hay por el mundo, pero tu Chin up! y piensa que cositas te apetecen
    Ciao, un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola guapa!

    Lamento muchísimo lo que te paso. Yo he estado estos días en Madrid; y en el autobús, tuve que dejar la maleta en el sitio correspondiente, y me quede cerca, porque ... en lugar de tener dos y uno en la parte de atrás para poder sentarnos allí; pero ... quien quiera vigilar su maleta, se debe quedar al lado.

    Yo, al igual que tu, suelo llevar las cosas de valor encima mio desde que un día me robaron en el coche. Ahora, aunque tenga que bajar dos minutos del coche, lo bajo todo. Jajajaja.

    Lamento mucho tu pérdida, y espero que vuelvas a tener esa misma ilusión comprando todo el maquillaje nuevo.

    un besote guapísima
    Del rimmel al pintalabios

    ResponderEliminar
  3. No me lo puedo creer, ha sido una mala suerte tremenda, una vez que entras en el tren deberías estar ya segura de que nada va a pasar, y no que te fastidien de esa manera. Lo importante como tu dices, no es el valor de lo que se llevaron, un robo fastidia, ya sea un movil o un paquete de chicles, es algo tuyo y te lo quitan y sienta fatal y punto.
    Lamento mucho lo que te ha pasado, como tu dices mira el lado positivo - que tu estas bien y tus cosas más valiosas y dificiles de reponer estan contigo - y a reponerse pronto!
    Muchos besos y energias positivas :)

    ResponderEliminar
  4. Te entiendo perfectamente. No es tanto los objetos, como el valor que una les da y en el caso del maquillaje, las que somos aficionadas siempre lo rodeamos de un aura de ilusión, como dices.
    Mucho ánimo, guapa!

    ResponderEliminar
  5. Lo siento guapa que te ha pasado algo asi!!!feliz domingo!!!
    👌👌👌💚💚💚

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que estos personajes tenían más ganas de tocar los c... que otra cosa. Si llevabas el portátil y el bolso encima, ¿qué esperan encontrar en la maleta?
    Por otro lado, entiendo perfectamente el sentimiento que describes. Yo también me he quedado muy chafada cuando mi perro ha decidido comerse algo de maquillaje. Para algunas no es fácil hacerse con ciertos cosméticos y cuando lo conseguimos la ilusión con la que lo conservamos y utilizamos es enorme.
    Mucho ánimo y espero que por lo menos recuperes la maleta que te regaló la familia.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  7. VAYA TELA!! que fuerte me parece, yo muchos fines de semana cojo el cercanis en chamartin tambien para ir a atocha..y pensaba que era mas seguro que el metro...en fin habra que estar atentos porque vaya gentuza
    animo guapa! menos mal que no te paso nada

    ResponderEliminar
  8. Oh, tía, qué fuerte!! Me parece increíble que te roben una maleta cuando ya estás dentro del tren, increíble! Bueno, en realidad me parece alucinante que roben maletas en la estación del tren, dentro del tren o en cualquier sitio. Pensé que este tipo de cosas no pasaban ya. Mucho ánimo! A mí me pasaría como a ti, me dolería por el valor sentimental, pero tranqui, ya verás como poco a poco le vas a dar menos importancia. Por suerte, estás bien, y eso es lo importante!
    Besos
    https://www.donkeycool.es/

    ResponderEliminar
  9. Acabo de leer este Post y estoy alucinando. Es increíble cómo puede haber gente que se aproveche así de los demá. Entiendo tu protesta, es más, la apoyo totalmente. Da igual que lo que vaya dentro tenga más valor económico o menos, la importancia que una misma da a las cosas es su valor real. Espero que pillen a los desgraciados que te han robado tus cosas. Un besazo y muchísimo ánimo.

    ResponderEliminar
  10. Que lastima que haya gentuza así por el mundo..lo siento, y mucho ánimo guapa.
    Un besito

    ResponderEliminar
  11. Hola Sonia! Qué mal que te haya pasado esto, es horrible que uno tenga que andar mirando para todos lados y que no pueda estar tranquilo en la calle.
    Como vos dijiste, lo bueno es que no te pasó nada, más allá de que te hayan robado tus pertenencias y el maquillaje (que entiendo, y creo que todas también, perfectamente que estés triste por ello).

    Muchos ánimos ♥, te mando un beso :)

    ResponderEliminar
  12. Ay... vaya susto y que rabia, a partes iguales, debió de darte. Te entiendo. A mí me ha pasado alguna vez con el bolso, y la impotencia es horrible. Un abrazo, y como bien dices, sólo queda reponerse.

    ResponderEliminar
  13. Sonia, me he quedado totalmente helada. Pero fría de pies a cabeza.
    Es una experiencia horrible, porque como ya apuntas, no sólo es lo material, sino también esa sensación de seguridad e ilusión perdida y de impunidad que rodea a los hechos delictivos. Esa sensación de impotencia, de que no se puede hacer nada, de que quedas a la merced del mal. Horrible con todas sus letras. Y horrible también el escaso nivel de cooperación ciudadana, de que cada uno vaya a lo suyo y no ayude al prójimo en apuros. Pero es que hoy en día con eso del "buen rollito" nadie se atreve a agarrar a unos vándalos o a intentar detenerlos, que luego saltan con mil rollos como que se han sobrepasado y estupideces de estas.
    Sé que hay poco consuelo cuando pasan estas cosas y te puedes llegar a sentir desvalida, pero ya sabemos que la justicia humana es limitada, pero la de la vida o la divina es muy sabia.
    Ánimo y no te achiques ante nada, que males mucho.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar

Mi blog en otras web

Follow by Email